Martes 03 de Febrero del 2015
Por: José Fanelli

Al comenzar el año 2014, la economía estaba amenazada por una serie de desequilibrios y se requerían urgentes y efectivas medidas para desactivarlos o, al menos, manejar las consecuencias más negativas. Un año después, ninguno de esos desequilibrios ha desaparecido y varios tendieron a agravarse. Esto implica que, en términos económicos, hemos tenido un 2014 que no aportó nada y que deja muchos interrogantes abiertos para el 2015. Dado que el año que acaba de empezar es eminentemente político, la pregunta clave que surge naturalmente es cómo hará el gobierno para administrar los desequilibrios y, simultáneamente, tomar medidas expansivas –sobre todo relativas al consumo y el gasto público– que influyan positivamente sobre el resultado electoral, algo que hizo de manera decidida en las elecciones presidenciales anteriores (2007; 2011).

Sábado 06 de Diciembre del 2014
Por: José Fanelli

Hay dos hechos que dominan la coyuntura. El primero es que la recesión se sigue afirmando, según lo indican las más recientes y decepcionantes cifras sobre empleo y nivel de actividad. El segundo es que la brecha cambiaria entre el dólar oficial y el marginal ha tendido a achicarse durante el último mes y se ubica por debajo del 60%, al tiempo que las reservas no han caído. Esta evolución del mercado cambiario es muy positiva si se considera lo que ocurría en los días en que se produjo el cambio en la conducción del Banco Central. Todos estos hechos, no obstante, no son independientes entre sí: en gran medida el freno al dólar se está logrando en base a fuertes restricciones en el crecimiento de la base monetaria y del crédito privado que, al ser acompañados de una represión continua de las importaciones, están reforzando la recesión y los problemas crecientes de empleo. Hay menos presiones a corto plazo en el mercado de cambios pero al costo de seguir con una economía entrampada en una situación de estanflación.

Lunes 17 de Noviembre del 2014
Por: CADEP

En lo que va del año (enero a setiembre) de 2014 las exportaciones de carne ya han alcanzado niveles record de exportación (US$ 1.013 millones) que representa un incremento del 18% frente a los exportado hasta setiembre en el 2013 (US$ 856 millones). Y si se considera únicamente el mes de septiembre, las ventas externas de productos de la carne totalizó US$ 133 millones, lo que representó un incremento de 45% frente a lo exportado en setiembre de 2013 (US$ 91 millones). ¿A qué se debe dicho aumento?

Lunes 10 de Noviembre del 2014
Por: Ramiro Albrieu

Se reconoce que la incapacidad para sostener altas tasas de ahorro en la etapa del bono demográfico suele ser uno de los principales causantes de los ajustes macroeconómicos asociados al envejecimiento poblacional. Sin embargo, poco se ha avanzado empíricamente  en la medición del grado de consistencia entre la riqueza que genera una sociedad en el momento en que su capacidad de ahorro es máxima, y aquella que necesita para financiar el atraso de los ingresos con respecto a los gastos que es típico de una economía envejecida. En esta nota se propone una métrica para evaluar el grado de aprovechamiento del bono en términos de diferencias entre estas dos medidas de riqueza, y luego se aplica al caso argentino. Para fijar ideas, sobre el final se plantean escenarios de ajuste.

Miércoles 22 de Octubre del 2014
Por: FUNCEX

Los datos de agosto dan cuenta de una caída de las exportaciones de Brasil superior al 4%. Las caídas fueron generalizadas, resaltando la de productos básicos y semimanufacturados. En lo que va del año también cayeron las ventas de manufacturas, de manera que –salvo para los combustibles- el panorama exportador de Brasil se presenta complicado. ¿Qué está ocurriendo?

Lunes 20 de Octubre del 2014
Por: Ramiro Albrieu

La economía mundial sigue mostrando signos de debilidad. Más allá de los múltiples factores involucrados en la dinámica de salida de la crisis, hay consenso en que las fuerzas recesivas del último año se mantendrán –o incluso reforzarán- en el futuro inmediato.

Lunes 20 de Octubre del 2014
Por: José Fanelli

La característica distintiva de la coyuntura es que los desequilibrios macroeconómicos no muestran signos de revertirse y están llegando a un punto en que sus consecuencias –en términos de inflación, recesión y caída de reservas– serán muy difíciles de manejar. Sin acceso al crédito externo, con la recaudación creciendo menos que la inflación y con un gasto público que tiende a expandirse endógenamente con esta última, las autoridades económicas no cuentan hoy con suficientes instrumentos de política. Esta es una de las causas que explica que, cada vez con mayor asiduidad, se esté recurriendo al cambio de reglas de juego para generar instrumentos de política macroeconómica. Un ejemplo paradigmático es la nueva ley de abastecimiento: como la dominancia fiscal impide que se utilice la política monetaria como instrumento para combatir la inflación, el gobierno hizo pasar por el Congreso una nueva ley de abastecimiento que le permitirá ajustar las tuercas del control de precios. Esto genera un nuevo "instrumento de política anti-inflacionaria" al costo de incrementar la incertidumbre. Y, como es sabido, la imprevisibilidad es el alimento favorito de la demanda de dólares para cubrirse de riesgos macroeconómicos. La contrapartida de este aumento de la demanda de dólares es la caída del gasto en bienes, tanto de inversión como de consumo. Así, el cambio de reglas de juego, si bien genera instrumentos de intervención, sólo lo hace al costo de aumentar las presiones recesivas.

Lunes 22 de Septiembre del 2014
Por: CINVE

En 2013 Uruguay completó su onceavo año de crecimiento ininterrumpido, constituyendo el período de mayor crecimiento que se ha registrado en la historia nacional. De dicho proceso resalta en primer lugar su perduración en el tiempo. Sin embargo lo más destacable son las tasas de crecimiento registradas por la economía uruguaya durante esos años. Entre 2004-2013, el crecimiento anual promedio del PIB uruguayo fue de 6,3%, con un desvío estándar relativamente reducido. A modo de referencia, durante el siglo XX el mismo valor fue de 2,8%, con mucha variabilidad a su interior. De aquí surgen varias preguntas cuyas respuestas ayudarían tanto a comprender lo acontecido  como lo que es esperable a futuro. ¿Qué proporción del crecimiento económico reciente se asocia a cambios duraderos y cuál a eventos coyunturales? ¿Hay un quiebre estructural en el crecimiento de largo plazo?

Lunes 22 de Septiembre del 2014
Por: José Fanelli

Hay dos rasgos que marcan la coyuntura. El primero es que se sigue profundizando la trayectoria negativa de variables que son clave para la evolución del sector externo. El segundo es la falta de consistencia de las políticas que se están implementando para enfrentar una restricción externa que, al agudizarse, ha empeorado los desequilibrios fiscales, monetarios y del mercado de trabajo preexistentes. Es difícil saber si las inconsistencias tienen su raíz en un error de diagnóstico o en el hecho de que algunas de las medidas necesarias para equilibrar la macroeconomía tienen un costo político no menor. Pero, más allá de eso, lo cierto es que las inconsistencias están deviniendo en una fuente de dificultades per se. 

Jueves 28 de Agosto del 2014
Por: Ramiro Albrieu

El conflicto con los fondos buitre deja muchos interrogantes abiertos, pero también un par de certezas: el fracaso del plan de recomposición de las relaciones con el sistema financiero internacional iniciado con el arreglo del INDEC y el acuerdo con Repsol, y la seguridad de que el acceso al financiamiento externo  estará vedado en el corto plazo–al menos por lo que resta del año. Hay que pensar entonces cómo hará la macroeconomía argentina para enfrentar el ajuste externo.

Páginas