Paraguay en transición: hacia una economía agroindustrial (Parte 1)

05/03/2015
Por: Stella Guillén

 

Entre los años noventa y hasta el año 2002, las exportaciones totales promediaban US$ 890 millones. Esto cambia a partir del 2003, cuando las exportaciones se incrementan de manera significativa, llegando incluso a alcanzar en el 2013 un valor cercano a los US$ 7.200 millones. Esto implica que las exportaciones pasaron a ser 8 veces más que el promedio registrado en el perido1990-2002.

Muchos afirman que el crecimiento de las exportaciones se explica por el crecimiento que se dio en ciertos sectores Agrícolas, especialmente en la producción de “Semillas de oleaginosas”. Los datos presentados en el Gráfico 1 confirman de manera general que el aumento de las exportaciones está en una senda de balanceo entre los productos Primarios y los productos Agroindustriales. Es decir, la dinámica de las exportaciones nacionales no se debió exclusivamente a la mayor exportación de productos del sector Primario pues también se observa que los envíos de productos de la Agroindustria crecieron de manera significativa y jugaron un rol importante para fomentar el nivel actual de internacionalización de la economía paraguaya.

Figura 1

Exportaciones clasificadas por sectores

 15ca.jpg

En el caso de los productos del sector Primario, estos pasaron de US$ 557 millones en 1995 a US$ 3.652 en el 2013, mientras que la participación respecto al PIB se duplicó, pasando de 6% en 1995 a 12% en 2013. Por su parte, los productos Agroindustriales pasaron de US$ 275 millones en 1995 a US$ 2.980 millones en el 2013.En términos relativos las exportaciones Agroindustriales pasaron de significar el 5% del PIB en 1995 al 10% en el 2013.

Los productos del sector Industrial también aumentaron de manera importante. En 1995 se exportaban productos Industriales por valor de US$ 87 millones, mientras que en el 2013 se envió al exterior productos manufacturados por valor de US$ 564 millones. En términos de participación del PIB estos pasaron de 1% en 1995 a 2% en el 2013.

Finalmente, no se debe perder de vista que los productos Agroindustriales forman parte de la Industria y que en este artículo se lo presenta separado de la misma con la simple intención de facilitar la presentación de los datos y la interpretación de los resultados. A partir de esta aclaración se tendría que la suma de las exportaciones de los productos de la Industria y de la Agroindustria pasó de US$ 362 millones en 1995 a US$ 3.906 millones en 2013. En términos del PIB, los productos manufacturados exportados (Industriales y Agroindustriales) pasaron de un total de 4% del PIB en 1995 a 12% en el 2013, es decir que triplicaron su participación.

En cuanto a la estructura de las exportaciones, se observa una clara tendencia de que la misma estaría en una fase de transición desde una contundente preeminencia de los productos del sector Primario con escaso valor agregado, hacia un modelo de participación equilibrada con los productos de la Agroindustria. Incluso, podría decirse que dicho equilibrio ya se ha concretado pues, al ser los productos Agroindustriales un subconjunto del sector Industrial, la suma entre ambos da una participación relativa similar a la del sector Primario. En 1995 el total Industrial y Agroindustrial significó 39% de las exportaciones (frente al 61% de productos Primarios) mientras que en el 2013 llegaron a 49%(frente al 51% de productos Primarios). En el 2010 los productos de la Agroindustria y la Manufactura en conjunto totalizaron 50% de las exportaciones totales.

Los datos presentados en el Gráfico 2 de más abajo confirman dos cosas. En primer lugar que el aumento de las exportaciones se ha dado de manera equilibrada entre productos Primarios Agroindustriales. En segundo lugar, las exportaciones paraguayas, y quizás la estructura económica primaria e industrial, están en una fase de transición debido a que la participación de productos Agroindustriales en las exportaciones totales se están igualando con la de los productos Primarios. Esto podría indicar que los operadores de comercio exterior prefieren cada vez más exportar productos Agroindustriales con valor agregado, en lugar de productos Primarios en estado natural. Esta decisión se vincula quizás con los factores que hacen a la competitividad internacional y las ventajas comparativas del país.

Figura 2

Estructura de las exportaciones según origen del producto

15cb.jpg 

Para que el procesamiento de los productos Primarios sea competitivo a nivel internacional la Agroindustria transformadora requiere de tres elementos fundamentales: garantías de contar con grandes cantidades de insumos de manera permanente (escala), transporte e infraestructura, y acceso a mercados. El primero (escala) ha sido posible por la sustitución de tecnología en el sector Primario, es decir, se ha pasado de una tecnología intensiva en trabajo y tierra a una intensiva en capital y tierra. El aspecto vinculado a la infraestructura y al transporte, es el principal déficit del país. En relación al acceso a mercados, los efectos de la globalización que se concretaron mediante la finalización de la Ronda de Uruguay aumentaron las posibilidades de que el país pueda exportar sus productos Primarios y Agroindustriales a diferentes partes del mundo.