Brasil: la devaluación del real da algo de oxígeno a las exportaciones

08/05/2015
Por: FUNCEX

Desde 2011 los precios de los principales productos de exportación de Brasil registran una trayectoria descendente, perdiendo casi 30%. Los costos de producción de las exportaciones se elevaron en el mismo período, prácticamente un 20%. Esta fenomenal pérdida de competitividad encontró un contrapeso: la devaluación del real. La pregunta es: ¿fue suficiente?

En febrero de 2015, el índice total de la rentabilidad de las exportaciones aumentó en un 2,6% respecto a enero del mismo año. El aumento de la rentabilidad de las exportaciones en el mes se debió al impacto de la depreciación del tipo de cambio nominal (6,9%), ya que los precios de exportación cayeron un 3,2%, mientras que los costos de producción aumentaron un 0,8% en el mismo período (Tabla 1). En comparación a febrero de 2014, la rentabilidad de las exportaciones totales índice mostró un crecimiento negativo (-4,6%). La variación cambiaria en el período contribuyó positivamente, pero la pérdida de rentabilidad se debió a la intensa caída de los precios de exportación (-17,6%), más el aumento de los costos de 2,1%. Así, a pesar de la fuerte depreciación del real, a lo largo del año las exportaciones perdieron competitividad.

 Si consideramos el primer bimestre, 21 de los 29 sectores registraron un aumento en el índice de rentabilidad de las exportaciones, en el mismo período de 2014. Se destacaron: Otros equipos de transporte salvo los vehículos de motor (16,0%); Maquinaria y equipo (11,9%); Vehículos de motor, remolques y carrocerías (4,3%) y la agricultura y la ganadería (3,4%). Sin embargo, sectores importantes para las exportaciones brasileñas registraron una disminución en el mismo período, tales como: extracción de petróleo y gas (-45,5%), la extracción de minerales metálicos (-29,1%), productos químicos (-3 3%) y la pulpa, papel y productos de papel (-2,4%).

En febrero, el tipo de cambio real deflactado por el IPC (Tabla 2) registró una depreciación del 6,4% frente al dólar estadounidense, en comparación con el mes de enero. Con respecto a la canasta de ALADI, se produjo una devaluación del 5,7% en el mismo período. En comparación con el mismo mes del año pasado, la depreciación fue fuerte: del 9,4% frente al dólar y el 10,8% en comparación con la canasta de ALADI.

                                                           Tabla 2

¿Qué ocurrió con la demanda externa? El índice de la demanda extranjera efectiva registró una caída del 10,8% en enero de 2015, en contra de diciembre de 2014, en parte debido a la caída de compras de China (-22,6%), Estados Unidos (-7,9% ), Argentina (-6,2%) y la UE (-3,0%). El índice mundial de importaciones se redujo en un 5,9% en el mismo período (Tabla 3). En 12 meses, la demanda extranjera efectiva mostró un ligero incremento del 0,2%, mientras que las importaciones mundiales aumentaron 0,7%. 

                                                  Tabla 3