La macro paraguaya y sus socios regionales: ¿hay desacople?

16/07/2015
Por: Juan Cresta (CADEP)

Los informes y perspectivas para América Latina y el Caribe de organismos multilaterales y consultoras internacionales señalan que América del Sur enfrenta un escenario particularmente desafiante. Según las proyecciones del FMI, Brasil está atravesando la peor recesión en más dos décadas, y en Argentina, por su parte, los desequilibrios internos y externos se han agravado y obligarían a las autoridades a realizar ajustes importantes y potencialmente impopulares para restablecer el crecimiento y la estabilidad. Las expectativas de crecimiento de la economía paraguaya, en aparente contraste, se ubica en torno al 4% según las proyecciones del BCP, y 3,9% para el 2016 según el FMI. Llama la atención esta divergencia: históricamente la economía paraguaya ha estado fuertemente ligada a sus vecinos y, sin embargo, el contexto actual y que la interrelación con el Brasil y la Argentina podrían haberse reducido, un fenómeno denominado comúnmente como “desacoplamiento”. ¿Es tan así?

Empecemos por mirar los ciclos económicos. El Gráfico 1 muestra la evolución de los ciclos de los tres países entre el primer trimestre de 1994 y el cuarto trimestre de 2014. Los ciclos fueron extraídos mediante el filtro de Christiano y Fitzgerald, aplicado sobre la serie de tendencia-ciclo del PIB real de cada país.

La simple observación del gráfico denota la existencia de una correlación lineal positiva entre los ciclos de Argentina, Brasil y Paraguay, aunque su intensidad y sincronía podrían variar a lo largo de toda la muestra. Es decir, las fases expansivas o recesivas en cada uno de ellos, al parecer, se han presentado en los mismos trimestres y años con pocas diferencias. Claramente, durante los periodos en que el Brasil mostró recesiones o caídas, los ciclos de Paraguay y la Argentina también atravesaron fases del mismo tipo, y cuando el Brasil entró en fases de recuperación o expansiones, Paraguay y la Argentina también tuvieron este tipo de fases.

Gráfico 1

Componente cíclico del PIB

 

Para observar con mayor detalle las características de los ciclos del PIB de los tres países, en la Tabla 1 se presentan las estadísticas de los componentes cíclicos, así como un resumen de los hechos estilizados principales para cada fase. En el periodo que va del primer trimestre del año 1994 al cuarto trimestre del 2014, se observaron siete ciclos completos en la economía brasileña, y también siete en la paraguaya. En el caso de Argentina, en el periodo considerado se observaron cuatro ciclos completos. Los datos de dispersión confirman que la economía argentina es aproximadamente dos veces más volátil que las economías brasileña y paraguaya. A su vez, paraguay se muestra más volátil que la economía brasileña, con una desviación estándar de 2,1%, comparada con una desviación estándar de 1,3% para Brasil.

 

Tabla 1

Estadísticas de las fases expansivas y recesivas de los ciclos de Argentina, Brasil 
y Paraguay (1994 T1-2014 T4) 

 

 

El coeficiente de autocorrelación de primer orden, un estadístico utilizado para medir el grado de persistencia de los shocks, es ligeramente superior para el caso brasileño y argentino. Esto implica que los efectos de las perturbaciones o shocks que impactan a la economía de estos países, se demoran un mayor tiempo en diluirse, lo cual indica que la economía paraguaya es más “resiliente”, o tiene la capacidad de recuperación ante las crisis en un tiempo más breve.

Pasemos ahora a los comovimientos. Los resultados del Gráfico 2 indican que existe una correlación positiva entre los ciclos de Brasil y Paraguay, el máximo valor se produce en el periodo “t”. Esto indica que los ciclos de ambos países están sincronizados, o lo que es lo mismo, que los periodos de expansión de Brasil coinciden con auges en Paraguay, y los periodos de recesión en Brasil coinciden con recesiones en Paraguay aproximadamente en los mismos trimestres.

El valor del coeficiente de correlación máximo es aproximadamente 0,67. Este valor indica una correlación positiva, estadísticamente significativa y de correlación fuerte. Con estos resultados, es posible afirmar que entre los ciclos de Brasil y Paraguay existe una correlación “fuerte” y “sincronizada”, pero no se puede concluir cuál de los dos países lidera los ciclos. Los resultados de co-movimientos o correlaciones cruzadas entre Paraguay y Argentina también se aprecian en el Gráfico 2. La máxima correlación entre los ciclos de estos países se produce en t-1, lo cual parecería indicar que el ciclo del PIB de Argentina lidera al de Paraguay. Es decir, las fases de expansión o recesión se inician primero en Argentina, y luego se producen en Paraguay con una diferencia de un trimestre. Sin embargo, el valor del coeficiente es muy bajo (0,23); y no es estadísticamente significativo, por lo que podría afirmarse que la relación entre los ciclos de Paraguay y Argentina es muy débil.

 

Gráfico 2

Comovimientos cíclicos

 

¿Puede que estas relaciones hayan cambiado en el tiempo?¿cómo es la relación causal que va desde los países grandes hacia Paraguay? Para contestar estas preguntas se estiman regresiones lineales siguiendo la línea propuesta por Lane (2002). La variable dependiente es el ciclo del PIB de Paraguay, y se incluyen como explicativas, distintos rezagos de los ciclos del PIB de Brasil y de Argentina; y también se incluye el ciclo del PIB mundial para evitar que los efectos cíclicos de la economía internacional sobre el ciclo de Paraguay sean captados por el coeficiente asociado al ciclo de Brasil. En tal sentido, como “proxy” del ciclo del PIB mundial se utiliza el ciclo del PIB de los Estados Unidos. Esta estimación permite calcular, mediante un test de estabilidad de los parámetros, los denominados coeficientes recursivos. Estos se obtienen mediante la estimación repetida en sucesivas veces de la ecuación. Mediante este procedimiento, se puede observar la evolución dinámica de los coeficientes o elasticidades a lo largo del periodo de estudio. El resultado de este procedimiento se muestra en el Gráfico 3, para el caso de la elasticidad del ciclo del PIB de Paraguay respecto al ciclo del PIB de Brasil (no se presenta la relación cíclica con Argentina).

 

La evidencia observada en el gráfico indica que la influencia del ciclo de Brasil sobre Paraguay es fuerte, pero pudo haberse reducido a lo largo de los años. En otras palabras, la economía paraguaya presenta una relación o “dependencia” importante respecto a la economía brasileña, cuyos ciclos son altamente relevantes para explicar fluctuaciones en nuestro país. Sin embargo, dicha dependencia o asociación, aunque aún vigente, ha ido disminuyendo a lo largo de los años durante el periodo estudiado.

 

Gráfico 3 Coeficientes recursivos